miércoles, 19 de abril de 2017

El Real Madrid está en Semifinales porque fue mejor que el Bayern: punto y final.

¡Tanto en Múnich como en el Bernabéu!... y Cristiano Ronaldo con sus cinco goles en la eliminatoria se sube, de nuevo, al carro de los futuribles a Balón de Oro esta temporada, cuando todos le daban, un año más, por acabado.

En la vida moderna al fútbol se juega tanto en la cancha como en las RRSS y el Whatsapp. Es de recibo decir que pide a gritos la inmersión, e inversión, de la tecnología... pero aún así habrá quién no atienda a razones y encima se crea con la verdad absoluta de los acontecimientos mirando hacia otro lado cuando la balanza cae a su favor. Solo basta con hacer un repaso a las portadas de algunos diarios deportivos o leer los tuits de ciertos periodistas... que en la Carrera no aprendieron a escribir sin faltas de ortografía: profesionales a sueldo de estos medios de comunicación. Dicho esto, el Real Madrid mereció pasar a Semifinales de la Champions League porque fue mejor que el Bayern de Múnich, tanto en la ida como en la vuelta, contra 11 y contra 10... sin milongas y con polémica incluida. En honor a la verdad hay que decir que no fue muy superior en algunos tramos de ambos partidos, porque los bávaros tienen un equipazo y también juegan, pero en general, a los puntos si me apuras, sí: Neuer, ante la avalancha merengue, dio un recital y fue el único de su equipo que brilló al nivel que tocaba. Porque querer comparar el partido de anoche con la "histórica" remontada del Barça contra el PSG en el Camp Nou es de auténtica traca...

No es lo mismo, que cantaría aquel, que todas (¡sí, todas!) las jugadas dudosas (siendo generoso con el adjetivo) de un encuentro caigan del mismo lado que la cosa esté más o menos repartida... o al menos ambos equipos se vean perjudicados, aunque haya uno que se acabe quejando más que el otro. Lo primero es un robo, lo segundo un muy mal arbitraje. Porque no se puede analizar un partido, o una eliminatoria, sólo destacando aquellas jugadas que nos interesan para dejar retratado al adversario... ¡Así no! Debemos ser en la medida de lo posible objetivos (ya sé que es muy difícil y en algunos casos imposible, pero no podemos perder credibilidad como seres humanos al hablar de fútbol), y no eludir ninguna jugada polémica caiga del lado que caiga o nos fastidie más o menos: no cuela decir que la expulsión de Arturo Vidal (uno de los jugadores más sobre-valorados del mundo) es injusta y que dos de los goles de Cristiano son en fuera de juego (aunque sea verdad) "olvidándonos" de que al chileno le debió echar antes (incluso en el minuto 6 por la entrada que hace al talón de Isco con los tacos por delante) o que el 1-2 que dio paso a la prórroga debió ser anulado también por fuera de juego bávaro. Creo que es la diferencia entre un aficionado que ama el fútbol con un forofo que sólo quiere que pierda su máximo rival... algo que en lo personal deja mucho que desear. ¡Y no podemos caer en eso! La frontera entre un debate acalorado y un enfrentamiento es muy pero que muy fina.

Hay que saber diferenciar entre pasar una eliminatoria por ser superior aunque el árbitro te favorezca, a pasarla porque el colegiado te pite a ti únicamente a favor. La cosa cambia bastante... y el Real Madrid es justo vencedor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame del blog, de cine & de series de televisión...

Y al final el Clásico lo resolvió Messi

El Real Madrid fue ambicioso: con 1-2 encerró al FC Barcelona en su campo, jugando con uno menos (¡sí, estaban defendiendo con 11!), hasta q...