lunes, 24 de abril de 2017

Y al final el Clásico lo resolvió Messi

El Real Madrid fue ambicioso: con 1-2 encerró al FC Barcelona en su campo, jugando con uno menos (¡sí, estaban defendiendo con 11!), hasta que consiguió el empate. Con 2-2 se fue a por el partido a lo loco, sin darse cuenta de que ya tenía medio campeonato en el bolsillo... Así es este equipo. Y en un contraataque (¡cosa de atletas!) Messi, que junto a los porteros fue el mejor del choque, engrandeció (aún más) su leyenda. En su participar y mediático enfrentamiento con / contra Cristiano Ronaldo el argentino salió vencedor: entre semana se pidió el día libre contra la Juventus, también en la vuelta, y ayer se le vio fresco, astro, "desequilibrante", imparable: cosas de genios... ¡Tocado por los Dioses! Su sequía en los últimos Clásicos se tornó en orgasmo culé que tras el varapalo de la Champions ve algo de luz al final del túnel. ¡Qué poca memoria hay en esto del fútbol! En definitiva: hay Liga.

El duelo en sí dio muchas vueltas, pudo pasar de todo. Tanto Keylor Navas como Ter Stegen estuvieron sobresalientes. Los de Zidane pudieron ganar, contra 11 y contra 10; en el Barça, si en vez de ser Luis Enrique el técnico visitante anoche lo es Guardiola (¡sí, el que hace unos años también vio atletas correr en Múnich!), tocando y tocando no hubiese dado opciones al rival... pero los tiempos han cambiado. ¡Y si la cosa finaliza en empate tampoco hubiera sorprendido a nadie! No fue así y este cuento aún no se ha acabado. Pero, ¿cómo comenzó? Pues con penalti de Umtiti a Cristiano Ronaldo que no pitó el árbitro. ¡Más cosas del fútbol! Cuesta tanto pitarlo en los primeros minutos (recordemos el partido de ida con el derribo de Mascherano a Lucas Vázquez) como por ejemplo expulsar a un jugador por doble amarilla, véase el caso de Casemiro. El que sólo entienda una de las dos acciones es que no sabe cómo está "montado" esto o tiene un problema de ceguera unidireccional. Lo de Sergio Ramos es distinto: más allá de si mereció o no roja directa, al de Camas es más fácil sacársela que a otros jugadores. Dicho de paso, si toca a Messi se lo carga: midió mal, muy mal (otra vez más) y el Capitán dejó a su equipo a la deriva... como el del Concordia. Su pique con Piqué, que acabará mal, y demás jugadas polémicas os las dejo para que las analicéis vosotros, como buenos tertulianos que sois.

¿Y ahora qué? Siempre he dicho que jugando esta BBC (de inicio) el Madrid perdería la Liga... o no la ganaría, que para el caso es lo mismo aunque muy diferente. Los hechos me dan la razón: Bale no está bien y su titularidad merma mucho al conjunto. El equipo tiene que mutar a 4-3-1-2 (entendiendo que el "1" sea Asensio o Isco) dejando de cazagoles a Cristiano Ronaldo, con o sin Benzema arriba: visto lo de ayer y lo del Bayern, la participación del galo como que... En definitiva: ganándolo todo se es campeón. Perdiendo algún punto, y siendo consciente de que el Barça, salvo iluminación de Lucho y vuelta al 3-4-3, irá con todo y seguramente haga pleno de aquí hasta el final... supondría un nuevo fracaso en el torneo de la regularidad. Miedo me da estando tan vivos aún en la Champions y mientras tanto el Barça tomando el sol en la Barceloneta. ¡Menudo final!

Para rematar ya, y tras rendirme de nuevo a Messi... lo de la camiseta muy mal: no sé si es una sobrada que se podría haber ahorrado, una provocación ante tu máximo rival, me río en tu cara, soy The Best o falta de valors, pero lo llega a hacer en el campo rival uno que yo me sé y tenemos lío, incluso igual cae algún cochinillo al terreno de juego, pero crujirle le iban a crujir por todos los lados: que si prepotente, que si ese portugués... En fin, la ya más que conocida por todos doble vara de medir a ambos jugadores que para engrandecer a uno tratan tienen que humillar sistemáticamente al otro. A mí que me gusta el fútbol trato de disfrutarlos a los dos, ¡esta rivalidad ya mítica!, como lo hice con Magic y Bird, como lo hago con Federer y Nadal...

Con esto, y concluyo: el madridismo y Zinedine Zidane deben hacer autocrítica (¡y reaccionar!). La temporada, una vez más, podría acabar en blanco...

miércoles, 19 de abril de 2017

El Real Madrid está en Semifinales porque fue mejor que el Bayern: punto y final.

¡Tanto en Múnich como en el Bernabéu!... y Cristiano Ronaldo con sus cinco goles en la eliminatoria se sube, de nuevo, al carro de los futuribles a Balón de Oro esta temporada, cuando todos le daban, un año más, por acabado.

En la vida moderna al fútbol se juega tanto en la cancha como en las RRSS y el Whatsapp. Es de recibo decir que pide a gritos la inmersión, e inversión, de la tecnología... pero aún así habrá quién no atienda a razones y encima se crea con la verdad absoluta de los acontecimientos mirando hacia otro lado cuando la balanza cae a su favor. Solo basta con hacer un repaso a las portadas de algunos diarios deportivos o leer los tuits de ciertos periodistas... que en la Carrera no aprendieron a escribir sin faltas de ortografía: profesionales a sueldo de estos medios de comunicación. Dicho esto, el Real Madrid mereció pasar a Semifinales de la Champions League porque fue mejor que el Bayern de Múnich, tanto en la ida como en la vuelta, contra 11 y contra 10... sin milongas y con polémica incluida. En honor a la verdad hay que decir que no fue muy superior en algunos tramos de ambos partidos, porque los bávaros tienen un equipazo y también juegan, pero en general, a los puntos si me apuras, sí: Neuer, ante la avalancha merengue, dio un recital y fue el único de su equipo que brilló al nivel que tocaba. Porque querer comparar el partido de anoche con la "histórica" remontada del Barça contra el PSG en el Camp Nou es de auténtica traca...

No es lo mismo, que cantaría aquel, que todas (¡sí, todas!) las jugadas dudosas (siendo generoso con el adjetivo) de un encuentro caigan del mismo lado que la cosa esté más o menos repartida... o al menos ambos equipos se vean perjudicados, aunque haya uno que se acabe quejando más que el otro. Lo primero es un robo, lo segundo un muy mal arbitraje. Porque no se puede analizar un partido, o una eliminatoria, sólo destacando aquellas jugadas que nos interesan para dejar retratado al adversario... ¡Así no! Debemos ser en la medida de lo posible objetivos (ya sé que es muy difícil y en algunos casos imposible, pero no podemos perder credibilidad como seres humanos al hablar de fútbol), y no eludir ninguna jugada polémica caiga del lado que caiga o nos fastidie más o menos: no cuela decir que la expulsión de Arturo Vidal (uno de los jugadores más sobre-valorados del mundo) es injusta y que dos de los goles de Cristiano son en fuera de juego (aunque sea verdad) "olvidándonos" de que al chileno le debió echar antes (incluso en el minuto 6 por la entrada que hace al talón de Isco con los tacos por delante) o que el 1-2 que dio paso a la prórroga debió ser anulado también por fuera de juego bávaro. Creo que es la diferencia entre un aficionado que ama el fútbol con un forofo que sólo quiere que pierda su máximo rival... algo que en lo personal deja mucho que desear. ¡Y no podemos caer en eso! La frontera entre un debate acalorado y un enfrentamiento es muy pero que muy fina.

Hay que saber diferenciar entre pasar una eliminatoria por ser superior aunque el árbitro te favorezca, a pasarla porque el colegiado te pite a ti únicamente a favor. La cosa cambia bastante... y el Real Madrid es justo vencedor.

sábado, 1 de abril de 2017

Volver

Algún día tenía que ser...

En una tarde lluviosa y melancólica de sábado, una noticia me ha llevado a otra y he acabado repasando imágenes de Fernando Redondo en Google (mi jugador favorito, algo que no mucha gente sabe)... entonces, sin venir a cuento, he recordado cuando el fútbol me apasionaba, aquella época que fueron décadas junto a mi padre disfrutando al ver partidos sin que también se disputaran en el Whatsapp o se polemizaran en las RRSS: ¡cualquier tiempo pasado siempre fue mejor! Ahora todo ha cambiado... y ya lo dicen: renovarse o morir. Pues bueno, en eso estamos. Aquí seguimos... dándolo todo.


   Lo que comenzó hace unos años ya, escribiendo artículos sobre películas de cine y series de televisión, y sin saber porqué se detuvo (quizás porque lo dejé aparcado al quedarme sin fuerzas), ahora lo retomo con energías renovadas y muchas ganas de seguir opinando con el respecto que le tengo a este deporte, y la experiencia que el tiempo y mi compañero de viaje me ha ido inculcando. ¡Un honor y un orgullo que jamás se lo llevará el viento! Así que, continuemos para bingo.

sábado, 28 de junio de 2014

Juego de Tronos - II

¡Atención: Spoilers! Se acabó (para mí) la 4ª Temporada de Juego de Tronos. Hace unos minutos he finiquitado (por fin) el 4x10 y aquí estoy, desojando brevemente las tramas más interesantes de la misma... engatusadamente. Es que esta (millonaria) serie mola desde los títulos de crédito iniciales, con la musiquita pegadiza y su presentación tan cuidada, que hace que al menos te posiciones un poquito (si no has leído las novelas previamente) en un Mundo medieval tan (tan) extenso... y del que cada vez vamos descubriendo más, principalmente gracias a Daenerys Targaryen, que se va haciendo fuerte en Oriente (con o sin sus dragones, liberando esclavos). #VamosDaenerys

     Por ponerle un pero (o dos), fíjate, escribiré sinceramente que sólo 10 capítulos por temporada se me hacen pocos: muchas historias que convergen y a veces hasta fluyen a la vez, con tiempo reducido (y seguramente dinero también) para desarrollar cada una como nos gustaría. Pero mola. Desde luego ya tengo ganas de que llegue la 5ª: otra cosa no, pero los finales de cada temporada me dejan con regustillo de más. A veces sucede que hay capítulos un tanto insustanciales... pero como dice Osgood Fielding III en 'Con faldas y a lo loco': "Nadie es perfecto". Y parece que cada vez todo se va achicando más: algunos se eliminan (o los eliminan) de la carrera, como le pasó al malvado Joffrey Baratheon (algo que todos deseábamos... no me vengáis ahora con tonterías). 

     Porque cuando uno ve una serie como ésta, o como otras que sigue y le gustan... quiere más #info, y es inevitable cotillear a ver qué pasa en las redes sociales cuando acaba un episodio. Porque qué difícil es a día de hoy abstraerse de lo que se filtra aunque uno no quiera. A mí me pasó que cuando iba por el 4x08 no pude resistirme y a lo tonto a lo tonto algo vi de Jon Snow y, lo que más inquietud me dio, un vídeo de título 'La venganza de Tyrion Lannister'. Las cosas no han cambiado mucho desde que hace unos meses, antes de comenzar con esta temporada, escribí esto: Juego de Tronos - I, donde exponía cuáles eran mis personajes preferidos. Se podría decir que además de los citados / nombrados llevaba yo cogiéndole cierto cariño al maligno y bipolar Jaime Lannister, más conocido como el Matarreyes. Pero desde la distancia eh... Como os estaba diciendo mis preferidos siguen siendo los mismos, aunque con matices: Jon Nieve (celebro también que parte de la trama se haya centrado en su historia) y Tyrion Lannister (idem de idem) son los personajes que más empatía me generan y a día de hoy tendría dudas de a quién apoyar en una batalla por el Trono de Hierro. Desde luego dos de los niños Stark que quedan vivos, Bran y Arya, también tienen mi apoyo... pero ya veremos los que lleguen al final. ¡Mucho tiempo queda... y eso que aún no ha llegado el invierno!

sábado, 24 de mayo de 2014

Cómo conocí a vuestra madre - Final

Pues qué queréis que os diga, amig@s... a mí me gustó. O por lo menos no me disgustó como a la gran mayoría de gente que comentó la jugada en redes sociales (no es que leyese todos los comentarios al respecto, pero hice un escaneado y saqué mis propias conclusiones). La verdad sea escrito que no me lo esperaba así... ¡Tanto dar el coñazo con "vuestra madre" y al final qué poco duró el amor entre ellos! (por lo menos en lo que a capítulos se refiere)... pero la vida está llena de sorpresas, de comedias y de dramas, y esta serie no podía ser de otra manera: una tragicomedia.


¡Atención, Spoilers! Reconozco que mis dos personajes no-preferidos son Ted y Robin... y justamente este The End gira en torno a ellos, a sus vidas unos cuántos año después de haberse conocido en el MacLaren's, NY City, en aquel primer episodio en el que Barney ya prometía emociones fuertes (y así fue como unas cinco o seis temporadas). Porque yo no estoy aquí para criticar la serie, pero desde luego, desde el principio, fue cuesta abajo, lamentablemente. Y digo lamentablemente porque hace unos cuántos años, antes de comenzarla a ver, una revista cinematográfica la comparaba con 'Friends', lo cual me hizo engatusarme rápidamente en cuanto las risas enlatadas tomaron la acción. Y por aquel entonces yo pensaba que 'Cómo conocí a vuestra madre' se iba a convertir en una de mis sitcoms favoritas de todos los tiempos... pero los guionistas le dieron demasiadas vueltas a la rotonda hasta que me mareé. Y ahora aquí, escribiendo esto, quizás hasta lo mejor de los últimos tiempos sea el final: agri-dulce, triste y feliz a la vez. Porque ha acabado como tenía que acabar este cuento de primavera. El amor venció al dolor y todos tan contentos.

miércoles, 26 de febrero de 2014

Gracias Harold Ramis

Ayer nos dejó Harold Ramis... ¡El genial Harold Ramis! Siempre será recordado para el gran público como el menos conocido de los 3 Cazafantasmas originales, "el de las gafas y el pelo con semi-tupé hacia arriba", tras el estrafalario Bill Murray y el Blues Brother Dan Aykroyd. ¡Qué tiempos aquellos! If there's something strange in you neighborhood, who you gonna call? Ghostbusters...

     Quiero aprovechar para rendir desde este espacio intergaláctico un sentido y sincero homenaje no sólo al propio Harold Ramis, sino a la figura en general del guionista en el mundo del cine: no aparece nunca en primera línea de los carteles (ni siquiera en letra negrita) pero sin él no existirían historias que contar ni películas que rodar. Y nuestro protagonista de hoy, además de actor y director (y de haber dirigido a muchos de los maestros de la comedia americana en su esplendor como Chevy Chase, Rodney Dangerfield, el propio Bill Murray, Billy Crystal e incluso a Robert de Nero -cuando hacía cierta gracia de cómico-), escribió o co-escribió los guiones de genialidades auténticamente gamberras tales como la ya mencionada 'Cazafantasmas' o 'Atrapado en el tiempo' (véase conocida por todo el mundo como 'El día de la marmota'). Pero es que además le encontramos detrás de títulos tan divertidos como 'Desmadre a la americana', 'Los incorregibles albóndigas', 'El club de los chalados', 'El pelotón chiflado', 'Regreso a la escuela'... ¡De traca mix! Sin él, como ya os he dicho, la comedia americana de los años 80 no hubiese sido lo mismo (es que no hubiese sido ni parecido)... y seguramente muchos de nosotros tampoco. Por esto y muchísimo más, gracias crack por regalarnos tanto y tantas sonrisas... ¡Un placer cazar fantasmas junto a ti!

 Harold Ramis

     Pd: En el Hollywood más cachondo estaba muy claro a quién había que llamar: ¡Harold Ramis!

sábado, 18 de enero de 2014

Nominados a los Oscar

Un año más y creo que en esta ocasión, lamentablemente, de películas nominadas a los Oscar he visto... cero. ¡Ninguna! Oooh. O sea que aquí ya me dejo llevar por afinidades para el And the Oscar goes to... (con lo cual mi criterio se ajusta a percepciones del pasado): que Woody Allen gane todo lo posible; Christian Bale, por motivos obvios, me cae muy bien, al igual que Bradley Cooper... pero también Leo y Michael Fassbender (un apellido que forma parte de la retina de mis películas preferidas, como es la alocada 'What's new, Pussycat?' (buscar en imágenes de Google "Peter Seller Pussycat" y me entenderéis a la perfección). Después de actrices nominadas, aunque siendo reverencia por Meryl Street, también por motivos woodyallenianos preferiría que ganase Cate Blanchet. Y a la secundaria pues Julia Roberts, que me encanta (aquí sí que hablamos ya más de temas personales antes que interpretativos. Vaya por delante que igual lo borda en 'Agosto'... no lo sé). Y el resto de premiados, pues que Dios reparta suerte...

     De los dos filmes que todo el mundo habla en las quinielas son 'La gran estafa americana' (que creo que de todas las nominadas será la primera que vaya a ver) y 'Doce años de esclavitud'. Pd: Desde luego Woody Allen es un maestro, entre muchísimas otras cosas, en poner en la carrera por los Oscar a sus actrices: básicamente diría que en lograr grandísimas interpretaciones femeninas en casi todas sus películas. Véase el último caso: 'Blue Jasmine'. ¡Brutal! Pero vayamos a algo más divertido (según los participantes en ambos eventos) como son los Globos de Oro, antesala de los Oscar (algo que año tras año se año tras año se intenta relacionar con Sophia Vergara, de 'Modern Family'... y no sé por qué). Mejor Comedia o Musical: 'La gran estafa americana'. Mejor Drama 'Doce años de esclavitud'. ¿Quién se llevará la Estatuilla Dorada? Lo que está claro es que de todo lo que ha circulado estos días por Internet yo me quedo (además de las bellezas robadas de tantas estrellas) con lo que vais a contemplar a continuación (ambos actores completamente desinhibidos y engatusadores). ¿Qué os parecen estos dos cracks bailando... ¿la Macarena?:

 Sherlock & Fassbender engatusados
      
     Desde luego el 2013 ha sido el año de la confirmación de dos cosas (muy reveladoras por mi parte): veo más series de televisión que películas, y las películas que veo, mayoritariamente, son antiguas o/y repetidas de otras veces/años. ¿Conclusiones? La próxima vez en Engatusado...

Y al final el Clásico lo resolvió Messi

El Real Madrid fue ambicioso: con 1-2 encerró al FC Barcelona en su campo, jugando con uno menos (¡sí, estaban defendiendo con 11!), hasta q...